Archive for enero, 2010

crónicas del bromuro

Posted in filmografía | No Comments »

No hay que fiarse nunca de los títulos de crédito de una película.

crónicas del bromuro (créditos)

crónicas del bromuro (créditos)


En los de Crónicas del bromuro (mens sana, corpore sano) (Juan José Porto, 1980) el nombre de Carlos aparece bajo el epígrafe «y la presentación en el cine de…». Ya sabemos que no fue así. Carlos llevaba diez años haciendo papelitos «con frase» cuando el ayudante de dirección Andrés Vich le presenta al productor Gabriel Iglesias y al guionista y director Juan José Porto. Le explican que la película se hacen con fórmula cooperativista pero que algo irá cayendo por las dos o tres sesiones previstas.

Pero Porto se entusiasma con las cualidades histriónicas de Carlos, al que ha encomendado el rol del hermano Eusebio, que tiene a su cuidado a una caterva de preuniversitarios en celo durante unos ejercicios espirituales.
-Muy bien, Lucas. He estado usted muy bien. Le voy a poner en la escena de la cocina. ¿Le parece?
-¡Magnífico! Yo soy actor, ¿sabe? Desde el 57 que me mandaron el carné a San Sebastián…

carlos, como el hermano eusebio

carlos, como el hermano eusebio


Pero Carlos no puede finalizar la anécdota porque la cámara ya está colocada en la cocina y tiene que devorar una fuente de patatas fritas mientras el rector (Antonio Gamero) echa el «bromuro de potasio» a cucharadas en el guisote de los chicos. Aunque los exteriores se ruedan en Segovia, estas secuencias interiores se filman en el Colegio Mayor José Antonio de la Ciudad Universitaria madrileña. En una de ellas coincide con la actriz Azucena Hernández, con la que más adelante compartirá cartel en Don Cipote de la Manga (Gabriel Iglesias, 1984).

La acción se localiza durante una Semana Santa de 1966 o 1967, a juzgar por las versiones de temas de Los Brincos que interpreta el grupo Taxi. En la función fin de curso estos cantan un tema propio -«No, no, bromuro, no»- y el hermano Eusebio se imagina a sí mismo armado con una guitarra eléctrica y tocado con una estrafalaria peluca pelirroja. También él se suma, bien que a través del inconsciente, a la sublevación contra el bromuro.
-¡Sensacional, Lucas! Tenemos que ir pensando cómo figurará usted en los títulos de crédito.
-¡Hombre! A mi me gustaría…
-Verá lo que vamos a hacer… -le interrumpe Porto.

carlos lucas en plan wilko johnson

carlos lucas en plan wilko johnson


Carlos, crecido, pega unos saltos mientras toca la guitarra. Con sus hechuras, Wilko Johnson redivivo.

de la riva, alias rivers, alias riviere

Posted in retrato de un actor | 2 Comments »
michael rivers en "los rebeldes de arizona"

Carlos frecuentó durante un tiempo al caballista Miguel de la Riva. Admiraba en él su desparpajo, antítesis de la timidez congénita de Carlos. De la Riva las armaba y las contaba, consciente de que la anécdota más real es la moldeada a la lumbre de la conversación y la copa.
De la Riva le contaba a Carlos que una vez le había vendido un helado a Richard Burton.

Fue durante el rodaje español de Alexander the Great (Alejandro Magno, Robert Rossen, 1956). Para esta película las huestes macedonias cabalgan por La Cabrera, El Molar, El Vellón y Colmenar Viejo. El ejército español comienza con su política de colaboración con las grandes producciones internacionales al aportar tropas que actúan como figuración entrenada. Para las cabalgadas, no obstante, hacen falta especialistas. Unas veces de la Riva se viste de soldado de la caballería persa y otras cabalga contra los atenienses.
Durante un descanso, le pide prestado el carrito de helados a su propietario y se acerca al astro británico, tocado para la ocasión con un imposible pelucón rubio.
-¿Qué, Richard, mucho calor? ¿Hace un heladito?
-I beg your pardon… -silabea Burton como si estuviera en una comedia de Terence Rattigan.
-Un helado, jefe. ¿Fresa o chocoleit?
Y corre a contarlo:
-¡Le he encalomado un helado de fresa al Richard Burton! ¡Al Richard Burton!

Una tarde, al finalizar el rodaje -le solía contar de la Riva a Carlos-, él y un compañero se vuelven a Madrid en moto vestidos “de romanos”. Al llegar a la Plaza de Castilla paran junto al guardia:
-Un momentín, jefe. ¿Por aquí vamos bien para Roma?
A la altura de los Nuevos Ministerios todavía se ríen de la cara del urbano. Diez o quince años después la anécdota ha alcanzado una estatura mítica.

-… Y le preguntan al guardia que si por allí se iba a Roma. ¡La caraba! ¡Miguel de la Riva era la caraba!

dicen los amigos que… (2)

Posted in retrato de un actor | No Comments »

Podríamos decir que es nuestra «primera crítica» porque aparece en un medio de comunicación acreditado. Y, sin embargo, la glosa lírica de Javier Pérez Andújar está tan escrita desde la complicidad que no uno no tiene más remedio que situarla en el apartado de «comentarios de amigos».
Entresaco un parrafito:

«La risa de Carlos Lucas. El anillo egipcio de Carlos Lucas con el exotismo de quien va a vivir en pensiones. Su risa hecha pedazos, que le sale al final de cada frase. Carlos Lucas dice lo que piensa y se ríe a través del diente que le falta. A Carlos Lucas no le parece gracioso lo que ha dicho, ni lo que le ha pasado, pero hay que reír. Cuando deja de hablar mira hacia arriba como si la vida le hubiera pasado por encima, como si el tiempo fuese un avión con gente rica que se va de vacaciones. El abrigo grande de Carlos Lucas, que se le cae por los hombros. Es el abrigo de un señor, pero el señor no es él. ¿Quién quiere ser un señor cuando no se tiene más oro en las manos que el amarillo de la nicotina?»

El artículo completo se puede leer en:
http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Carlos/Lucas/suerte/elpepiespcat/20100110elpcat_7/Tes

nueva etapa

Posted in retrato de un actor | 1 Comment »

Nueva etapa en nuestro viaje a ninguna parte: De Reparto ha quedado fuera de las nominaciones a los premios Goya al mejor documental.
Pasarán nervios durante la entrega de premios los responsables de:
Cómicos
Garbo, el hombre que salvó el mundo
La mirada de Ouka Leele
Últimos testigos: Fraga Iribarne-Carrillo

la biblia en pasta

Posted in filmografía | No Comments »

La Biblia en pasta (Manuel Summers, 1984)
Carlos es… el hombre del tiempo

créditos en la biblia en pasta

créditos en la biblia en pasta

Lo que recuerda Carlos: «Había allí una balsa, porque viene el Diluvio y todo ese lío. Yo había dicho, con una varita y el mapa en una piel de oveja: “Va a hacer hoy un tiempo magnífico y pueden salir”. Y todos decían: “Hay que lapidarle, que nos ha engañado”. Y me empezaban a tirar piedras. Yo me tapaba porque el agua estaba templadilla pero con el aire que hacía salías tiritando. Me ponían una túnica tipo toalla y ya te calentabas un poco al sol con un cigarrito. Y luego, a los dos minutos, otra vez al agua. En el Diluvio iban corriendo, pasaban camellos y un coche cisterna tiraba el agua helada, por un campo por Barajas. De pronto, te caía el chorretón helado. Y cuando iba a pasar por un estrechamiento del camino, que estaba Summers con la cámara con un plástico para que no le salpicara, por un lado venían borriquitos con algún camello, por el otro, caballos. Yo pensaba corro todo lo que pueda porque ya verás como me da algún caballo… Y efectivamente, me dio, aunque fue flojo. Enseguida me metí debajo de un paraguas simulado con pieles, en cuanto dijeron “corten”. Luego al enfriarse me quedó un poquito de dolor que se me fue quitando al ponerse el sol. Pero a una chica creo que le pisó una vaca. Luego sacan un tigre que figura que va al Arca y lo lleva un señor con una cuerda y nos dijeron “todos a un lado”. Pero luego, nada. El tigre iba tan tranquilo y dijeron algunos que les dan una pequeña droga».