Archive for marzo, 2010

spanish fly

Posted in filmografía | No Comments »

Desde que Ramón J. Sénder enviara a Nancy a España a escribir su tesis muchas son las norteamericanas que se han dejado caer por aquí.

spanish fly (1998)

spanish fly (1998)

Entre ellas Daphna Kastner que. como directora y protagonista de Spanish Fly (1998). busca qué hay de cierto en el mito del “macho español”. El viejo camarero andaluz del Café Barbieri, de Lavapies, interpretado por Carlos contesta con acento andaluz:
-De la sintura parriba, porque de aquí pabajo el assesór no sube, señorita.
Y luego le revela el busilis del asunto:
-Vaya usté al sú, señorita –igual que se lo podía haber dicho Raffaella Carrá.
Como en el rodaje hubo momentos de improvisación, Carlos aprovecha para sacar uno de sus bailes excéntricos -«burrimantequilla de la flandinetti»-.
-Se quedó… Lloraba de emoción la Daphne. Me vino a dar las gracias y me besó en el carrillo. Salió muy gracioso.

El baile no aparece en el montaje final y la colaboración de Carlos figura en el trigésimo puesto del rodillo, por orden de aparición.

ladrón de chatarra

Posted in filmografía | No Comments »

Ladrón de chatarra (1986, Antonio García Molina) es una película taurina, protagonizada por el niño David Guevara y con la participación de los toreros Julio y Luis Campano. Llevaban el peso interpretativo La Polaca, Alfoso del Real, Aldo Sambrell y Tito Medrano. Charly Bravo y Carlos tenían papeles de reparto. A falta de crítica, reproducimos la opinión del arzobispo de Sevilla, Amigo Vallejo, que tuvo la oportunidad de ver la película en pase privado: -Esto vale más que diez sermones de los míos.

ladrón de chatarra (1987)

ladrón de chatarra (1987)

Lo que recuerda Carlos: “Ahí hice yo un personaje bonito. No era en serio, quería ironizar sobre los tipos del oeste. Nos burlábamos del chatarrero que juega con nosotros a las cartas. Trae al niño. Lo queremos de comida para un león. Luego salía tirando de un borriquillo porque el niño tiene un sueño y le queremos echar una red encima. Estaba bien la película. Estuvimos varios días, tres o cuatro, en un pueblo bastante grandecito. Algo de la Reina. Estábamos en una casita que tenía balcones alargados, tipo mirador. Dejabas abierto por la noche y un silencio… Salías a la calle aunque no había gran cosa abierta”.