Archive for octubre, 2010

montero & maidagán, autores

Posted in retrato de un actor | No Comments »

Pepón, el ínclito Pepón, el imprescindible Pepón de De Reparto, es el Montero de la razón social Montero & Maidagán.

A cuatro manos escribieron una comedia que recorrió los escenarios españoles hace unos años y que ahora la editorial riojana [pepitas de calabaza ed.] ha tenido el buen gusto de rescatar en formato libresco. Para que cada uno se pueda reír cuando le venga en gana y tantas veces como quiera.

El continente, cuidadísimo. Con ilustraciones en rabioso y esencial blanco y negro de Bárbara Perdiguera. Y el precio, tan de risa como el texto. Ya está en los comercios del ramo.

dos hombres sin destino

dos hombres sin destino

Montero y Maidagán:
Juan Ignacio y José Ángel – Dos hombres sin destino
Ilustrado por Bárbara Perdiguera
Logroño, [pepitas de calabaza ed.], 2010.
ISBN: 978-84-937671-8-1
132 pág. · 12 €

don cipote de la manga

Posted in filmografía | 2 Comments »
título: don cipote de la manga

título: don cipote de la manga

Frente a lo que su título pudiera dar a entender, Don Cipote de la Manga (Gabriel Iglesias, 1983) es una comedia sexy que ni siquiera mereció la clasificación «S». Encuadrable dentro de lo que se ha dado en llamar «cine del búnker», hilvana algunos argumentos bastante peregrinos sobre «la ola de erotismo» que nos invadía para que sus protagonistas hagan algunas gracietas y poco más.

don laureano fresnedilla

don laureano fresnedilla

Carlos interpreta el doble papel del pío don Laureano Fresnedilla y el sátiro don Cipote jr. cuyo miembo crece descomunalmente en noches de luna llena tras haber sido atacado por el viejo don Cipote.

la transformación de don cipote

la transformación de don cipote

Carlos sabe dónde pisa durante la escena de la transformación. Por la noche, al aparecer la luna llena, empieza a tener visiones de súcubos. Las páginas de la Biblia que lee antes de dormir aparecen ilustradas con señoritas en cueros. Una de ellas es Desirée (Azucena Hernández), que cobra vida para realizar una danza sicalíptica en liguero y ropa interior. Cuando baja el libro, Laureano está totalmente desmadejado. Se acerca a la ventana. Carlos hace entonces gala de una mímica aprendida en el cine mudo y en el teatro itinerante. Se gira sobre sí mismo en una mueca convulsa, en que una mano aparece agarrotada junto a la sien y la otra a la espalda. Un inserto de la luna permite el cambio de maquillaje y vestuario. Convertido en don Cipote, Carlos entona la alusiva romanza «Fiel espada triunfadora…» y afecta un acento porteño que también utilizaba en su papel de indiano en «Quién me compra un lío», de José de Lucio.

carlos en don cipote de la manga

carlos en don cipote de la manga

A pesar de que Gabriel Iglesias le prometió que su nombre encabezaría los títulos de crédito, aparece por detrás de Paco Cecilio, Azucena Hernández y Gracita Morales.

(Mi agradecimiento a Nico, que me ha proporcionado la copia de esta película)

airbag

Posted in filmografía | No Comments »

Más de dos millones de espectadores vieron en las salas españolas Airbag (1997), escrita al alimón por los actores Karra Elejalde y Fernando Guillén Cuervo y el director Juanma Bajo Ulloa. La película se realizó en abierta competencia con Torrente, el brazo tonto de la ley (1998) por lograr el mayor número de espectadores. Fruto de la amistosa rivalidad entre Santiago Segura y Juanma Bajo Ulloa fue una apuesta según la cual quien perdiera debería de tatuarse en un glúteo el título de la película vencedora en la taquilla.

airbag

airbag

Carlos interviene únicamente en una secuencia, pero es en la escena capital en la que explotan los airbags del coche que lleva a los tres pollos pera de despedida de soltero. Interpreta a un teniente de la guardia civil de carretera filosofante en compañía del expeditivo sargento encarnado por Gorka Aguinagalde. Al parecer el reparto de papeles inicial preveía lo contrario: el sargento iba a ser el filósofo y el teniente, el autoritario, pero una vez planteados los ensayos, en el mismo lugar de rodaje, se pacto con los actores el cambio. Ambos se sabían los dos papeles por lo que no hubo mayor problema.

carlos, teniente de la benemérita

carlos, teniente de la benemérita

En el rodillo de salida Carlos aparece en vigésimo octava posición.

airbag rodillo

airbag rodillo

torrente, el brazo tonto de la ley

Posted in filmografía | No Comments »

Torrente, el brazo tonto de la ley (1998) es la película más taquillera del centenar en el que intervino Carlos a lo largo de su carrera. Por las salas españolas pasaron más de tres millones de espectadores y actualmente, doce años después de aquella primera entrega, está a punto la cuarta. Todo un récord. Pero nuestro objetivo no es desentrañar las razones de este éxito ni buscar las esencias en esta primera entrega, sino indagar qué función cumple un actor característico como Carlos en una cinta como ésta.

rodillo de torrente, el brazo tonto de la ley

rodillo de torrente, el brazo tonto de la ley

Ahí está. En el puesto vigésimo cuarto del rodillo. Su personaje tiene nombre -Liborio- pero es uno de esos «mendigos» o «vagabundos» que le suelen caer en suerte por estos años. Tres días sin afeitarse y el pelo desordenado y ya está el mendigo carlista, imagen rediviva de los que pintara en este mismo barrio don Benito Pérez Galdós para su «Misericordia».

liborio en torrente, el brazo tonto de la ley

liborio en torrente, el brazo tonto de la ley

En la película estrenada sólo comparece en la escena en la que Torrente obliga su padre (Tony Leblanc) a mendigar en la boca de metro de Antón Martín. Va en silla de ruedas y el policía le ha colgado al cuello un cartel en el que se puede leer: «Emiplégico». Carlos realiza su tarea mendicante con dedicación y profesionalidad y el falso hemiplégico requiere a la dama caritativa:
-¡Que yo estoy peor!

cuatro años sin comer

cuatro años sin comer

Hay que recurrir a las escenas descartadas incluídas en la edición en DVD para encontrar el intríngulis del personaje compuesto por Carlos Lucas. Aquí le podemos ver sentado a la puerta del metro con una letanía en la que adivinamos su autoría. Pide una caridad porque lleva no cuatro días, sino ¡cuatro años! sin comer. Un artista del hambre, como el hombre menguante de Kafka, capaz si no de acometer sí que imaginar tamaño ayuno.

torrente1_3

En una escena también desaparecida del montaje final, Liborio y otro menesteroso que rebusca en las basuras (Sixto Cid) se prestan a subir a Tony Leblanc hasta su casa, cargando con la silla de ruedas por la escalera. Al llegar arriba tras ímprobo esfuero, el falso hemiplégico les ofrece tomar algo y cuando los mendigos aceptan la invitación replica que pueden bajarse al bar que dan unas tapas muy ricas. Carlos contesta con un «¡gracias, genoroso!» de profundo y amanerado sabor escénico y Tony -está claro que no va a dejar que nadie le robe la última palabra- remata con el contundente «que te follen».