Archive for febrero, 2012

buitreando. 29 de mayo de 2004

Posted in diario | No Comments »

Cada tanto llamo a Carlos a Valladolid. Me cuenta cómo va, las pruebas que le hacen y sus ganas de regresar a Madrid y empezar a trabajar de nuevo. Le adelanto la satisfacción de Trujillo con el proyecto, aunque todo sigue pendiente de la financiación –vale decir de una reunión que tendrá con alguien misterioso esta semana-.

Me pongo con la memoria, la sinopsis y la propuesta de reparto. El domingo, en casa de Luis, Josu Bilbao me enseña a dos que podrían hacer el Carlos treintañero, pero no quiero hacerme ilusiones. Espero la llamada de Trujillo.

***

Ya está. Me he reunido con Trujillo y no hay muchas posibilidades a corto plazo. Para colmo, hablo con Bigarren y con Mónica, la sobrina de Carlos, y me dicen que las expectativas que dan los médicos no son muy esperanzadoras. Las sesiones de quimioterapia han hecho que se le caiga el pelo. Mónica me dice que aún así, se da sus paseítos… probablemente para hurtarse a la fiscalización familiar y echar un pitillito.

Noches de crisis. En plan Hamlet. Rodar o no rodar…

Decido seguir adelante. Si luego no podemos utilizarlo ya se nos ocurrirá otra cosa. La semana que viene llamaré a Carlos. Probablemente llame también a José María, el de los cines Casablanca, donde se estrenó Justino, a ver si nos deja la sala una mañana para grabar con Carlos allí la lectura de guión.

Un apéndice frívolo. A Trujillo le dan los ocho males porque hemos quedado que él se encargará de llamar el lunes al representante artístico de Sara Montiel.

suspiros de españa (y portugal)

Posted in filmografía | No Comments »

Vi hace tiempo en televisión Suspiros de España (y Portugal) (José Luis García Sánchez, 1996) de la que lo único que puedo decir es que Carlos interpretaba a un pobre de pedir.

Suspiros de España

Cedo la palabra, por tanto, a su director, José Luis García Sánchez, que razona así la vigencia del sainete en la España contemporánea:

«El sainete es un género dramático con denominación de origen hispánica; una comedia de costumbres a la medida de una sociedad sin apenas burguesía. Lo explicaba muy bien Edgar Neville: frente a las comedias extranjeras de salón y gente adinerada, nosotros tenemos la comedia callejera, con tipos y situaciones extraídos de la pobreza. Un enjambre de pícaros bordeando siempre la delincuencia y tratando de sacarle a los ricos unas migajas con las que sobrevivir. Criados y criadas, mozos de tienda, recaderos, churreros… Todo un microcosmos de conflictos en el que sería muy difícil ejemplificar moralmente. Para eso están las obras de tesis o los autos sacramentales. El sainete es para gente mirona y para gente risueña. Pero el sainete no tiene final. Son conflictos que acaban en conflicto.

Durante siglos se fue constituyendo un género de comunicación teatral muy depurado. Joyas como La verbena de la Paloma pueden servir de ejemplo. Y en vista de la buena acogida que aquello tenía entre las capas populares, los avispados empresarios se apresuraron a su adecuada explotación. Y digo adecuada, porque de lo que se trataba era de conservar la garra, el gracejo, el humor y la capacidad de observación de saineteros, con Arniches, pero para poner todo aquello “al servicio del bien”. Que se rían sí, pero que al final las aguas vuelvan a su cauce. Los señoritos, incapaces de hacerse su propio teatro y cansados de domesticar a los Benaventes se dieron a domesticar a los Arniches. Así fueron desbaratando, desperdiciando las enormes posibilidades de un género.

Me niego a admitir que en un país como el nuestro -Luis Candelas, el Lute, el Dioni…- se cuenten historias ejemplares de obreretes o empleados de banca que devuelven un dinero que se han encontrado en la calle “a sus legítimos dueños” para poder dormir en paz con su conciencia. El final provisional de esas historias debe ser la contemplación del pobre dilapidando la pasta: esa destrucción de la realidad cotidiana es enriquecedora. Pomada para el espíritu».

José Luis García Sánchez: Autocrítica de Adiós con el corazón, en «El Cultural», 19 de julio de 2000.

señores de gardenia

Posted in filmografía | No Comments »

Señores de Gardenia (1998) es un ambicioso cortometraje de Antoni Aloy protagonizado por Marisa Paredes, Simón Andreu y Emilio Gaviria.

carlos en señores de gardenia

Susana (Marisa Paredes) tiene una fijación erótica con las amputaciones y las deformidades. Una noche, cuando regresa a su casa, tropieza con el mendigo que encarna Carlos. O, mejor dicho, tropieza con su brazo… un brazo ortopédico. Porque el mendigo tiene nueve hijos pero carece de uno de los miembros superiores. Susana se lo lleva a casa y hace que la mucama lo limpie con Sidol.

En el plano en que aparece Carlos sólo tiene que aparentar estar dormido. Comparte cartón de crédito, al final, junto con el resto de actores.

Aquí se puede ver completo:


Señores de Gardenia por acib

san isidro. 15 de mayo de 2004

Posted in diario | No Comments »

Ya está lista la versión completa del guión. He trabajado toda esta semana en él, a remolque de la convicción que me trasmite Trujillo de que la película puede salir adelante.

Prescindo de las escenas de Manolo el boxeador, salvo en lo que se refiere a la reunión familiar porque me sigue pareciendo la excusa perfecta para reunir de nuevo a Carlos con Federico y con El bandolero del Cante, que a estas alturas del proyecto alcanza una estatura mítica, casi a la altura de Miguel de la Riva.

Introduzco en cambio algunas escenas breves, como la de su visita al Teatro Eslava el día que su carrera pudo ser y no fue. Hay otras que podrían ir en el mismo sentido pero las descarto. Por ejemplo, la conversación con su padre cuando le llama Marcos Redondo. Mitad de encaje de bolillos con la estructura, mitad creación con todos los episodios de ficción nuevos.
Definitivamente estoy solo. Pepón está lanzado con su comedia. Luis se ha marchado a Pasarón de la Vera todo el puente y está bastante liado con publicidades varias. El otro día aprovechamos la inauguración del nuevo piso de Flavio en Las Vistillas para charlar un rato y me dio algunas ideas… de lo que sobra.

lourdes de segunda mano

Posted in filmografía | No Comments »

lourdes de segunda mano

Luciano, alcantarillero de una pequeña ciudad de provincias, provocará una serie de incidentes que acabará con la suspensión de las fiestas de la Virgen. Todo por un bocadillo de tortilla que su madre le preparó para ir a trabajar. Así reza la sinopsis de Lourdes de segunda mano (1995), el segundo cortometraje de Chema de la Peña.

carlos en lourdes de segunda mano

Luciano es Álex Angulo y está acompañado por un grupo de actores que podrían ser el equivalente de un reparto berlanguiano en 1995: Mariví Bilbao, Enrique Villén, Nathalie Seseña y, cómo no, Carlos, en el papel de un ciego que pide a la Virgen que le devuelva la vista.

camas

Posted in filmografía | No Comments »

camas

En Camas, el cortometraje dirigido en 1997 por Juan Carlos Garcia Sampedro, Carlos interpreta a un charlatán del expreso «Rías Bajas», en el que un gallego armado con un ramo de flores y un queso de tetilla (Tonino López-Guitián) viaja a Madrid para encontrarse con su novia.