Archive for septiembre, 2012

el milagro de p. tinto

Posted in filmografía | No Comments »

el milagro de p. tinto

En El milagro de P. Tinto (1998); de Javier Fesser, Carlos tiene una escena mínima en un puesto de gasolina.

carlos y bruto pomeroy

Mientras el ufano e hinchado Bruto Pomeroy reposta el coche familiar, el infecundo gasolinero le pide consejo para procrear, porque “si pudiera yo tener ocho hijos, bien podrían echarme una mano en el puesto”. Entonces el padre mete los pulgares en los tirantes y acompaña el gesto con un “tralarí, tralarí”.

carlos en el milagro de p. tinto

Es un personaje utilitario, que funciona por el contraste entre su escualidez y la orondez de tentetieso de Bruto Pomeroy.

el milagro de p. tinto - rodillo

En el rodillo, donde el extenso reparto aparece por orden de intervención, ocupa la décima posición.

justino, un asesino de la tercera edad

Posted in filmografía | No Comments »

Ámsterdam. Año 1995 o 1996. Es la primera salida al extranjero de Carlos y tiene pánico al avión. Se santigua. Cuando Txepe Lara, el productor de Justino, un asesino de la tercera edad (La Cuadrilla, 1994) le ha explicado que Saturnino García no podía ir a presentar la película a los Países Bajos, él se ha preparado a conciencia. Se ha hecho con un método que se titula “Aprenda inglés en diez días”, por un tal Roberston, y ha estado estudiando.

carlos lucas - crédito

“Meibi-meibi, litul-litul, que no sé si está bien pronunciado pero que viene a querer decir «poco a poco». Yo les decía a los del hotel “mi espanich, inglis litul litul”. Y ellos algo me entenderían porque salió una intérprete, que era una chica mexicana y yo dije: ya respiro; por lo menos ya no me tiene que enseñar la lengua… ni yo sacársela, como le dicen a la escocesa en Los sobrinos del capitán Grant«.

Justino1

“Me trataron muy bien. Luego salió una señora que creo que era la alcaldesa, peinada al estilo de la reina de Inglaterra, y me vino a saludar. Era mayor, pero muy bien peinada: con este pelo suave, con ese abultamiento de peluquería. Muy simpático todo; habían puesto unas copitas y unos canapés en la sala. Luego fuimos a ver la película. Había mucha gente española e ingleses. [Me servía de intérprete] una chica que me acompañaba, hija de españoles, pero que nació y se quedó allí, en Ámsterdam. “En síntesis, verán ustedes luego la película, que está muy graciosa, por lo que creo que se divertirán y es también una cosa humana. Y ahora les voy a hacer un número en inglés que hacía yo en España”. Y ella lo traducía. “Lo que no sé si va a poder traducir es mi inglés“. Cuando llegaba lo del tipitintontón y decía “fenimore-fenimore”, que había oído en el cine, lo completaba “no visites al doctore” para hacer la rima. Y acababa, por ejemplo, “Whisky Long John Tipitintontón”. Marta, creo que se llamaba, se lo explicaba en inglés y se reían. Yo le dije a ella que les dijera “esto no es una burla contra el inglés sino que es una parodia”.

me hace falta un bigote

Posted in filmografía | No Comments »

summers en me hace falta un bigote

Me hace falta un bigote (1986) es, de algún modo, el testamento cinematográfico de Manuel Summers. Un intento de enlazar Del rosa… al amarillo (1963) con la serie To er mundo e… (1982-1985) y con los vehículos para los «Hombres G» que realiza por estos mismos años.

En su biografía de urgencia de Summers (Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, 1993) Zacarías Cotán Rodríguez aprovecha para realizar una valoración general sobre su cine, que se mueve –dice- entre “lo sensible y lo sensiblero, el humor ingenioso y el chiste fácil, la observación y el voyeurismo. Es decir, el concepto y la adulteración del mismo”.

Me hace falta un bigote_carlos2Me hace falta un bigote_carlos

Carlos interpreta a un jefe de centuria: «Les largaba una perorata a los chicos e íbamos por el campo. Veían una película de Jorge Negrete»… Y Carlos siente nostalgia entonces de su propia infancia: «Yo me acordaba de cuando veía sus películas. ¡Jo, cómo cantaba el gachó! Tenía una voz muy bonita».

Me hace falta un bigote_rodillo

para ver de reparto

Posted in retrato de un actor | No Comments »

De Reparto (retrato de un actor) está disponible en filmin desde el pasado mes de agosto.

testigo azul (alucinema)

Posted in filmografía | No Comments »

Tras Hierro dulce (1989), Francisco Rodríguez Fernández vuelve a contar con Carlos en Testigo azul (Alucinema) (1989), una de esas raras ocasiones en las que un actor habitualmente de reparto, como Agustín González, aparece encabezando el cartel. Le valió algunos reconocimientos pero no la menciona en sus recuerdos compartidos, empeñado como estaba en que el cine nunca reconoció su valía como actor.

Carlos figura en una escena en el parque, cuando la policía descubre el cadáver que pone en marcha el proceso paranoico del protagonista. Cuando éste pregunta cómo ha dado con el cuerpo la policía, Carlos le contesta que ha sido un perro: «Los perros huelen la sangre».

A esto se limita su intervención, lo que le vale el cuarto puesto en el rodillo de salida.

No he podido ver Quince (1998), película que, hasta donde uno sabe, es la última colaboración de Carlos con este cineasta extremeño.

quince

tres películas con carmen villani

Posted in filmografía | No Comments »

En 1982 Mariano de Lope, gerente de Hoy P.C., y el distribuidor Roberto Pérez Moreno ponen en pie la producción de tres comedias eróticas que dirige Augusto Fenollar. Los líos de Estefanía (Augusto Fenollar, 1982), La casada divertida (Augusto Fenollar, 1982) y Una espía enamorada (1984) sirven al lucimiento de la italiana Carmen Villani, una cantante que desde mediados de los años setenta ha tenido una carrera en Italia como estrella de comedias “sexy”, sobre todo, a las órdenes de su marido, Mauro Ivaldi.

la casada divertida

El reparto idéntico -Máximo Valverde, Francisco Cecilio y Alfonso del Real- invita a pensar en un back to back, aunque las películas se estrenen en distintas temporadas. Carlos aparece en algunas fichas como parte del reparto, pero apenas recuerda vagamente una escena como cartero en la que Alfonso del Real le abría la puerta del chalé con mucha prosopopeya. Tenía que subir la cuestecilla de entrada con la bicicleta y entregar un telegrama o un certificado. A falta de un visionado de primera mano, dejo aquí constancia de su posible intervención. Le parece que las producía la RAI, aunque la producción es netamente española. Ni siquiera le suena el nombre del director.

los líos de estefanía

En prensa, Los líos de Estefanía se anuncia como “un muestrario de situaciones graciosas, divertidas y picantes en una buena comedia de enredo. 16 años”.

una espía enamorada

Una espía enamorada no se molesta en ocultar sus fuentes. Un grupo de agentes de una potencia extranjera encargados de recuperar las joyas de una aristócrata llegan a España y sucumben a sus encantos. Una comisario político será la encargada de meterlos en vereda y recuperar las joyas. En resumen, un plagio indisimulado de Ninotchka (Ninotchka, Ernst Lubitsch, 1939). En cualquier caso, en el reducidísimo reparto -la Villani, Alfonso del Real, Rafael Hernández, Chris Huerta y un par de pequeñas partes sin lucimiento ninguno- no está incluido Carlos. Comprobado.